Regata Granitos Ibéricos. C.M Canido. Vigo

Vuelvo por aquí para contar esta vez como me ha ido en la regata Granitos Ibéricos, Organizada por el Club Marítimo de Canido, en un fin de semana que ha estado marcado por un frente con vientos del NW que me han dejado para el arrastre. Mejor una imagen que mi palabras; este vídeo recoge la salida del puerto de Canido, algo complicada por el viento y la marea baja, que deja al descubierto los bajos de Toralla. El 159624 me suena.


Para llegar al campo de regatas de Canido, hay que navegar alrededor la isla de Toralla que a su vez está rodeada por numerosos bajos que asoman aquí y allá a 100 m de la costa de la isla. Como se ve en el vídeo, no todo el mundo consiguió llegar al campo, y algun barco se quedó en el camino. Nadie salió herido. De los nueve inscritos en standard, ocho salimos al agua, y solamente seis conseguimos tomar la salida de las dos mangas del sábado.

Se dió la salida de la primera manga justo cuando el viento dio una breve tregua que parecía que iba a durar, pero a medida que subíamos a la boya de barlovento, el arreciaba y sobre todo la ola crecía. Decidí navegar de una forma muy consevadora, así que trinqué a tope el cuningham, el pajarín y cacé la trapa a muerte, para poder soltar durante la ceñida toda la escota que quisiera. Navegando de esta manera llegué a barlovento sexto y último, claro está. Después de un través de 500 m que duró 30 segundos, empieza una popa con ola de esas que te obligan a trasluchar en las planeadas. Ni me planteo soltar cunningham y pujámen, y solo levanto la orza dos dedos y suelto un poco de trapa, no están las cosas para "trimados finos".

Planeo las olas agarrado a la unión de la extensión y la caña, hablando conmigo mismo sobre como va a ser la siguiente trasluchada, y mentalizándome de como conseguir permanecer encima del barco.
Todo llega y me lanzo por la cara de sotavento de una ola y siento que es el momento de trasluchar. Cazo un poco de escota y comienzo a arribar, el barco escora y no sé muy bien porqué la botavara no quiere pasar de banda, cuando lo hace el planeo se ha acabado y la presión vuelve para lanzarme hacia proa. Al agua.

Adrizo y llego a sotavento sorprendido de no estar tan lejos del quinto. Comienzo de nuevo la ceñida y al llegar a barlovento veo un standard junior que se retira. ¡Sin adelantar a nadie me he puesto quinto!. Otro través de 30 segundos y de nuevo popa con ola. Esta vez, llegando a sotavento el cuarto vuelca al trasluchar 100 m por delante. Llega mi hora y me lanzo otra vez por la cara de sotavento de una gran ola y esta vez meto la caña sin contemplaciones, paso de banda y cuando me doy cuenta ¡¡he conseguido trasluchar!!.

¡Viro en sotavento cuarto!. Empieza la ultima ceñida hacia la línea de meta, con Luis Quintela pegado a mi, pero sufriendo más, porque tiene algo menos de cuerpo. Durante los primeros bordos consigo separarme de él, pero en una virada me despisto a pasar de banda, y con la trapa tan cazada no tardo en meter el palo en el agua. Luis me adelanta y entro quinto. ¡Por poco!.

Luis me cuenta que se va a casa, que no puede más. Yo me lo pienso un rato, pero decido quedarme a la segunda manga. Se da la salida y las cosas se ponen aun peores con el viento. En la boya de barlovento me tienta la idea de irme a puerto, pero sigo navegando hasta que se anulan las pruebas y el comité nos manda a casa con la segunda manga a medias. Al llegar a tierra me entero de que uno de los optimist ha acabado en las piedras de Toralla.

Llegado a puerto, después de una entrada complicada, me acerco a ver el pronóstico del tiempo para el domingo. Decido que por este fin de semana  ya había tenido suficiente viento, y vuelvo a cargar el barco de vuelta a casa. Hoy he hablado con el resto de la gente y me han confirmado que el día se repitió, así que creo que acerté quedandome calentito en casa.

2 comentarios:

EuskoLaser.com dijo...

Muy buena crónica (como siempre) y con este video PROfesional ... como si hubiésemos estado todos allí. Gracias. (Cómo crujen las velas... que 'música' eh?) ;-)

Mario Fdez.- Pedrera Muñoz dijo...

doy fe de ello... navego en 4.7 y fue horrible, demasiado viento, demasiada ola.
en mi caso, tras empezar la primera manga del sabado, y sufrir para llegar a barlovento, mi actuacion fue cómica, como dices tu, través de 30 segundos, con varias volcadas de por medio, tomo la baliza, y zas, al agua una, otra y otra vez, tanto fué asi, que pensé: Mario, no te merece la pena, vuelve a puerto, y no te mazes demasiado; No conseguí acabar la primera manga, y el domingo ya decidimos volver a cargar y al club de Baiona (MRCY), aunque la verdad, para ser mi primera vez, no ha estado tan mal, no volqué hasta la salida, viendo que mucha gente lo hacía bordeando Toralla.
Un saludo, y más suerte la proxima vez!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...