Las cinco fases del laserista.

Navego en láser desde hace unos años, pocos, pero los suficientes para observarme a mi y a otros navegantes en el proceso de convertirnos en laseristas. He leído este post en uno de mis blogs favoritos, Proper Course y me he visto reflejado a mi y a otras personas que conozco. Así que me tomo la licencia de traducirlo y compartirlo con todos vosotros.

Las cinco fases del laserista.

1.- Negación: "Un láser no es un barco de verdad".

Negación es lo primero que mucha gente siente cuando conoce el láser. Han decidido que no es para ellos. Creen que el láser se parece a una tabla de planchar hecha de plástico. Tienen el falso concepto por el cual los barcos son barcos cuando se puede ir al servicio y beber cerveza en ellos. Preferiblemente de forma simultánea.

2.- Rabia: "¿Porqué los laseristas van por ahi con grandes sonrisas en la cara?".

Láser, láser, láser. ¿No saben hablar de otra cosa?. ¿A quién le importa que haya 40 inscritos en la regatita local del último fin de semana? ¿A quién le importa que sea una clase olímpica? ¿A quién le interesa que casi cualquier gran navegante en otra clase, haya empezado navegando en un láser?

3.- Negociación: "Solo navego en láser porque todos mis amigos lo hacen".

Finalmente caen, y a regañadientes compran un barco de segunda mano y empiezan a regatear en su club. Suele pasar que se muestran muy activos unas cuantas semanas y después no se les ve el pelo durante las siguientes.

4.- Depresión: "Esto es muy duro".

Para muchos, esta es la peor fase. Ahora que han hecho el esfuerzo y han comprado un láser, todos sus temores se confirman. Tenían razón, el láser no es para ellos. ¡Es tan difícil colgar y mantener el barco plano!, ¡es tan inestable en las popas!. ¿Porqué todo el mundo es más rápido que yo? ¿de dónde han salido todos estos negrones? ¿porqué me duele todo al día siguiente? ¿Qué es un "Pack XD"?

5.- Aceptación: "¡Lo conseguí!".

Muchos nunca llegan a esta fase. Se quedan a medio camino entre la negociación y la depresión. Pero para aquellos que continuan merece la pena. Éstos perseveran, siguen haciendo preguntas, aprendiendo, poniéndose un poco en forma, volcando menos frecuentemente. y de repente se les enciende la bombilla. ¡Guau!. Este barco es realmente divertido, ¡ya no soy el último en las regatas!.

Nadie te puede contar lo que es navegar en láser, debes descubrirlo tú mismo. Y entonces, un día, eres un laserista, lo conseguiste. Es un hermoso momento. Y con frecuencia, los que eran los más reticentes y los más críticos, se vuelven los máyores promotores de la clase.

Hasta aquí la traducción de este memorable post de Proper Course. Personalmente me encuentro en los en algún punto cercano al inicio de la fase 5, pero aun no muy convencido de "haberlo conseguido";D. Comentadme en que momento estáis vosotros y con los resultados creamos una asociación de "Laseristas Torpes Anónimos".

-"Hola, soy X, y soy laserista"-

7 comentarios:

chantadanogueira dijo...

Hola, soy Jose, y aspiro a ser laserista.


Personalmente, mi salto al laser ha sido muchos años despues de dejar la vela ligera (¿de verdad se puede dejar?). No ha llovido ni nada desde que desembarqué por última vez, del Europa.

Yo me encuentro en el estadio 4.5, pero sin barco propio. Y con un poco de suerte, en noviembre asistiré a mi primera regata de láser, en Lanzarote, por cierto (así cualquiera navega en invierno, jejeje)

Pedro Cabalar dijo...

Pues es sencillo, Iago. Si tú no estás en fase 5, me pregunto quién lo está...

Por cierto, la mejor forma que yo he encontrado de pasar de fase 4 a la 5 (ya no soy último) es convenciendo a más gente para que llegue a fase 4, je, je. Lo que me mosquea un poco es que después de un tiempo, los novatos me pasan y yo sigo ahí abajo. Pero recordad: el último de la regata es el puesto más importante. Si uno por uno los que quedan de últimos abandonan, ¡se va todo al garete!

laserista torpe dijo...

Es importante lo que dices, Pedro.

El mejor laserista del mundo no podría demostrar lo rápido que es, si no nos tuviese a nosotros para llegar 100 m detrás de él.

¡Nos vemos en el campeonato Gallego!

laserista torpe dijo...

Chantada...

¡Tú sí que sabes!. Te prestan el barco, navegas en agua calentita todo el año.... recuerda que el buen laserista ¡tiene algo de masoquista!

Un poco de sufrimiento, por dios..

;)

Cástor dijo...

Pedro....gracias por acordarte de aquellos a los que nos dejas por popa, subiendo y bajando del 4 al 5 y vuelta al 4.... Pero disfrutando del maldito laser cada vez que podemos pillarlo y echándolo de menos cuando tenemos que dejarlo por una temporadilla.... Compañeros laseristas, nos vemos en el agua. Iago, muy bueno. Sigue encantándonos tu blog.

Chantadanogueira dijo...

Si, hombre. Lo de masoquista lo pongo los dias de 25 o más, que el agua está caliente, pero eolo pega que da gusto. jajaja

Lucas Alcon dijo...

Soy Lucas, y soy laserista.... Pero a menudo me doy un viaje del estado 5 al 4... Aunque orgulloso de las señales de guerra de este barco en días de rasca, jejejejeje

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...